Saltear al contenido principal
Organizaciones De Sociedad Civil Solicitan Revisar La Probidad De Las Personas Candidatas Para La CSJ, 2018

Organizaciones de Sociedad Civil solicitan revisar la probidad de las personas candidatas para la CSJ, 2018

Fuente: CDIA Observa. – En la mañana de hoy (miércoles, 12 de diciembre de 2018), la CDIA, red que articula a más de 30 organizaciones de la sociedad civil del país en acciones de promoción, defensa, vigilancia, exigibilidad e incidencia en el ámbito de los derechos humanos de la niñez y la adolescencia, realizó la entrega de una nota dirigida al Presidente del Consejo de la Magistratura, señor Claudio Bacchetta y a los Presidentes de los tres Poderes del Estado, solicitando una revisión en profundidad la trayectoria de las personas que están postuladas para el cargo vacante enunciado en el Edicto No. 13/2018, para integrante de la Corte suprema de Justicia.

El pasado 27 de noviembre, el Consejo de la Magistratura de Paraguay anunció en su acta de sesión extraordinaria la ponderación de puntajes de las personas participantes del llamado realizado por el Edicto No. 13/2018, quedando la señora María Elodia Almirón Prujel, como una de las mejores puntuadas.

La nota indica “que tanto la CDIA y el CEJIL (Centro por la Justicia y el Derecho Internacional) manifiestan su profunda preocupación porque dicha lista incluye de nuevo a la señora María Elodia Almirón Prujel, cuya conducta en pos de lograr la adopción irregular de un niño en el año 2009, llevaron en el año 2011 a la CIDH y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos a dictar medidas cautelares con el fin de proteger los derechos del niño y garantizar el vínculo con su familia biológica”.

Las organizaciones advierten que “estos hechos hacen, además, parte de un caso que se tramita en la actualidad ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para determinar la responsabilidad internacional del Estado de Paraguay por las afectaciones a la integridad, el derecho a la identidad y la protección de la familia, entre otros derechos vulnerados”.

También destacan “que recién en el año 2011, el niño pudo retomar el contacto y vínculo con su familia biológica, cuando la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) ordenó al Estado de Paraguay la adopción de medidas para proteger los derechos a la integridad personal, protección de la familia e identidad del niño, permitiéndole mantener vínculos con su familia biológica”. La familia, por las actuaciones de dicha Magistrada, fue obligada a enfrentar 7 (siete) tipos juicios en diversos fueros; uno de los cuales sigue pendiente de resolución, precisamente ante la Corte Suprema de Justicia, en donde la misma tendría actuaciones en el caso de ser electa.

La nota concluye expresando que “todas las personas que integran la Corte Suprema de Justicia deben gozar de notoria honorabilidad, y que los hechos indican que dicha persona no respetó la ley ni los derechos del niño; y por tanto, su participación en cualquier lista, terna e incluso elección al máximo órgano de justicia de Paraguay pueda ser descartada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba