Saltear al contenido principal

En su libro Hugo nos decía: “Uno de los valores más importantes y necesarios para la sociedad de hoy es la solidaridad. Es solidario quien sabe ponerse en el lugar del otro; quien comprende y comparte; quien posee una especial sensibilidad y gran generosidad”.[1] Es el fiel reflejo de lo que fue una vida rica en humanidad y sensible a internalizar los valores que nos hacen más personas.

La Fundación cuenta con su Programa de Valores denominado “Crecer con Valores”. Hemos realizado experiencias con la promoción de valores en la infancia y adolescencia, que han significado hitos en el modelo del abordaje de este tema: la Escuela de Valores ha llegado a 400 niños y niñas, y 100 familias, que hoy ponen en práctica esos conocimientos.

Los valores son elecciones críticas que nos unen o nos diferencian de otras personas o colectivos de personas. Los valores son elecciones existenciales que se traducen en un estilo de vida. Trabajamos desde la infancia para que existan ciudadanos empoderados en derechos y conscientes de la necesidad de construir sustentabilidad. Estamos en una sociedad donde los paradigmas existenciales están en poder de los Medios corporativos que con altísimo poder político, pelean este espacio con el tradicional centro educativo llamado Escuela, construyen el escenario desde donde se transmitirán y reconstruirán los Valores que en este mundo globalizado y regidos por un pragmatismo consumidor compulsivo de todo lo descartable.

Es válido interrogarse sobre este desafío ¿arrogantemente rebelde?, de crear un espacio cotidiano y alternativo políticamente, casi lúdico, de discutir, construir, decidir y aplicar Valores que los ciudadanos de a pie intuímos que no están en la góndolas del gran Mercado. (América Villegas, para la Fundación HDRO).

Esta Fundación que Hugo Daniel concibió para construir una sociedad libre, con ciudadanos que piensan, ríen y aman con conciencia política, llevara su estilo lleno de sencillez, cercanía y humanidad, aportando en la construcción de una sociedad de valores.

[1] Hugo D. Ramírez – Cristian Peña. Lecciones de Filosofía. Ediciones Paulinas, Asunción, 2003 p. 93.

Volver arriba